Te encuentras aquí, dentro de la estructura del web

Efectos de la comida picante (Chongqing)

Día 286, 287 y 288 | China 2010-09-21 09:08:08

La útlima mañana en Chengdu fuimos a recoger nuestros pasaportes que habían estado en otras manos durante una semana. Ampliación de visado.

Los recogimos sin ningún problema, sabemos no ser frikones cuando tratamos con las autoridades (es broma).

Aclaración: Leímos que cuando uno quiere alargar su visado en China lo mejor es sonreir todo el rato y ser muy amable para caer bien y que así te lo prolonguen sin problemas. Qué tontería más grande!, eso está regulado, tiene un proceso, un precio y unos requisitos que cambian según la localidad donde solicites la extensión. Yo creo que si sonríes sin motivo y como un tontaco lo mismo no te lo dan por gilipollas, o al menos es lo que yo haría. No se pelotea un proceso que está regulado.

Como el tren de alta velocidad (jajajaja, que gusto) que nos iba a llevar a nuestra próxima parada (Chongqing) no salía hasta dentro de tres horas, nos fuimos a zampar, Yo zampé una tortilla francesa (pero china) porque mi cuerpo se resentía de tanto picante. Picante para desayunar, para comer y para cenar.

Por si alguien desconoce los efectos secundarios del extra-picante yo os los digo, es uno y es, el efecto laxante de la muerte.

Hay dos tipos de comidas bien picantes:

  1. Las que no saben a nada porque sólo pican. Estas son las mejores porque aburren y no te las terminas, aunque producen bastante cabreo.
  2. Las que apesar de picar bastante están deliciosas y donde los diferentes ingredientes conservan todo el sabor. Son las peores. Comes y comes aunque rabies y luego viene el efecto secundario. La cocina de Sichuan como muchas otras cocinas de Asia oriental es de este tipo.

En el tren volvimos a zampar y eso que el viaje no era muy largo. Los chinos también zampan sin parar porque tienen poderes mágicos que les impiden engordar (es broma, es algún secreto no poderes mágicos).

Llegamos a Chongqing, una de las ciudades más grandes del mundo, un escándalo en evolución, una ciudad que ya no es la más contaminada del mundo, ni mucho menos.

En Chongqing nos encontramos con Jose, un malagueño muy genial en todos los sentidos, que ya llevaba mucho tiempo en la ciudad y sabía chino. Y se ofreció a acompañarnos por esa ciudad tan frikona y que tanto le gustó a Iñaki. Gracias a él comimos el mejor hot pot del mundo con una selección de ingredientes de la ostia, y es que saber chino tiene su cosa, vamos que ayuda.

La verdad es que siempre nos encontramos con chinos muy amorosos y abiertos a los que las cámaras no les molestan, pero eso no significa que no se den situaciones injustas. A Jose lo exclavizaron durante unos minutos obligándole a machacar arroz glutinoso para hacer unos dulces tradicionales chinos. Es lo que hay.

Un saludo Jose!

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario sobre esta entrada.
¡Anímate a escribir el primero!

Déjanos tu comentario:

Normas de uso
Estas opiniones no son necesariamente suscritas por los miembros del Proyecto Great Tasty Tour
No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Comentario
Datos personales

Nuestras aventuras... por países